Publicada en

Huevo vegetal ecológico; Cómo hacer una tortilla vegana

huevo vegetal vegg no-egg

El huevo vegetal no sólo es una cuestión para veganos. Cada vez hay más personas alérgicas al huevo desde bien pequeños. Aunque se puede vivir perfectamente sin huevo, es cierto que hay muchas recetas que te lo piden. Y no sólo porque lo ponga, sino porque sin él parece que queda peor o no queda…

De siempre la gente se ha buscado la vida para sustituir el huevo. Diferentes harinas mezcladas con agua, tofu, algas, semillas de lino a remojo… Y a veces con unos cuantos fiascos antes de dar con el punto. Pues se acabó el volverse químicos para hacer huevo vegetal. Se acabó tener que liarla en la cocina cuando quieres hacer una tortilla. Y se acabó tener que recurrir a sustitutos del huevo con ingredientes químicos o de dudosa procedencia. Por fin hay algo cómodo, rápido y eficaz que además es ecológico.

Puede que si relees con voz de teletienda el último párrafo (como acabo de hacer yo en mi mente) parezca un anuncio de madrugada. Sí. Pero es que esto era algo que mucha gente echaba en falta, así que hay que celebrarlo. Además en económico, porque como verás en nuestra tienda, cuesta 4,25€ y equivale a 25 huevos. Vamos a verlo más tranquilamente con varias preguntas, y al final te pongo nuestra receta de tortilla española vegana light con VEGG.

¿De qué está hecho el VEGG?

Los ingredientes son bien fáciles: Harina de garbanzos*, almidón de maíz*, gasificantes (bicarbonato sódico, ácido tartárico procedente de la uva), gelificante (goma guar de origen vegetal), cúrcuma*. Y los que llevan asterisco son ecológicos. Por supuesto eso significa que ese maíz no es transgénico, además de que no hay uso de pesticidas y demás químicos en la producción.

¿Qué valor nutricional tiene el huevo vegetal con respecto a un huevo de siempre?

Vamos a usar los valores de un huevo cocido, ya que son distintos de otras formas de cocinado. Los valores del huevo vegetal se corresponden con 10 gramos, su equivalencia en receta. Respecto a calorías, VEGG tendría 36 kcal frente a 155 kcal del huevo cocido.

sustituto del huevo VEGG
Pincha la imagen y te llevará a la tienda

Un huevo duro tiene 11 gramos de grasas totales, de los cuales 3,3 son saturadas y 373 mg son colesterol. Ya se sabe que el colesterol del huevo no es un problema, aún es más, es regulador. Por tanto los 0,5 gr de grasas totales del huevo vegetal se nos antojan cortos. Habrá quien sin embargo lo agradezca. En proteínas también “gana” el huevo, con un 13%, frente al 1,87% del VEGG.

Por contra el huevo vegetal es más rico en hidratos de carbono complejos (5,35 gr totales, sólo 0,94 de azúcares naturalmente presentes) y fibra alimentaria (1,13 gr). El huevo de toda la vida tiene 1,1 gr de hidratos que son todo azúcares, y nada de fibra alimentaria.

El huevo tradicional es muy rico en vitaminas liposolubles (A y D sobre todo) y minerales como el calcio o el hierro. El VEGG no lo indica pero basándonos en su ingrediente principal, la harina de garbanzo, podemos decir que aún conservará un poco de vitamina A y calcio. En lo que superará sin duda al huevo cocido será en minerales, sobre todo hierro, fósforo, manganeso y magnesio.

Como veréis nutricionalmente van a ser muy distintos. Por tanto el huevo vegetal es un sustituto práctico a la hora de cocinar, pero no a nivel de alimento. Aportan nutrientes completamente distintos, cada uno con sus ventajas.

¿Qué puedes hacer con el huevo vegetal?

Pues en realidad tardamos menos en decir qué no puedes hacer. No puedes hacer un huevo duro o cocido, ni pasado por agua,. Ni un huevo frito, salvo que seas un genio de la cocina molecular. A partir de eso ya habría diversidad de opiniones.

En teoría no puedes hacer una tortilla francesa o unos huevos revueltos. Y decimos en teoría porque hemos visto recetas en Youtube que mezclándolo con tofu hacen apaños muy convincentes. También en teoría poniendo bastante “relleno” de verduritas podrías hacer el revuelto casi seguro, pero tenemos que probar.

Y hasta ahí las limitaciones. Tortillas de patata o de cualquier otro vegetal que pegue, bizcochos, tartas, bollería casera, rebozados o salsas como la veganesa. Todo eso y mucho más se puede hacer cómodamente y sin problema.

¿Cómo se usa el huevo vegetal?

Y ahí llegamos ya al quid de la cuestión. Este huevo vegetal ecológico es super fácil de usar. Y como dice mi abuela, “sin probaturas”. Para equivaler a un huevo coges una cucharada sopera (10 grs), lo mezclas con 35 ml. de agua, lo bates bien y listos. Y si quieres más huevos multiplicas. Ya está.

Para que lo veais dejamos más abajo unas videorecetas cortas que ha subido la marca, Biográ. Pero ahora para rizar el rizo, nuestra receta de tortilla española vegana light, olé.

Recetitas; biotortilla vegana de patatas “light”

La receta que tenéis aquí ya es una vuelta de tuerca, porque ya que estamos vamos a hacer una tortilla de patata ligerita para el día a día. Pero más abajo tenéis la tradicional de toda la vida. Básicamente es sustituir el huevo en vuestra receta por huevo vegetal.

La tortilla “light” consiste en que las patatas una vez cortaditas las vamos a cocer. Podemos cocerlas directamente solitas en una cacerola, o como a nosotras nos gusta más, en la propia sartén. En la sartén pondremos simplemente un par de cucharadas de aceite de oliva virgen extra. Cuando esté caliente echaremos las patatas y la cebolla (sí, la hacemos con cebolla). Añadiremos un vaso de agua y subiremos el fuego a tope. Cuando empiece a hervir lo bajamos a fuego medio y tapamos. Si usas agua de mar en vez de normal luego controla con la sal o te quedará muy subidita.

En un bol iremos preparando nuestro huevo vegetal. Nosotras a una tortilla “de plato” le ponemos cuatro o cinco huevos. Así que serían 4 o 5 cucharadas de VEGG y 150 o 175ml respectivamente. Lo batimos bien hasta que mezcle. Iremos viendo la textura de las patatas, vigilando el agua y removiendo. Cuando estén hechas a nuestro gusto, más o menos entre 20 y 30 minutos, las sacaremos de la sartén y colaremos el agua si no se ha consumido.

Mezclamos las patatas y la cebolla con nuestro huevo vegetal en el bol. Añadimos sal rosa del Himalaya, a ser posible de la más oscurita que sabe un poco a huevo. Nosotros le ponemos un pelín más de cúrcuma, que nos mola. Lo dejaremos reposar unos minutos mientras secamos bien la sartén y calentamos un poco de aceite de oliva. Cuando esté caliente echamos la mezcla y la cuajamos a fuego medio unos cinco minutitos. Le damos la vuelta con nuestra mejor técnica (o con un plato) y hacemos lo mismo por el otro lado. Puede que tengas que darle otra vueltecilla más por cada lado para que termine de estar como quieres, pero depende de tu gusto.

Otras recetas con huevo vegetal; tortilla Biográ, bizcocho y veganesa.

Para la tortilla española vegana tienes aquí una videoreceta, aunque te sirve la misma para tortilla de champiñones, de calabacín, de espinacas, de zanahorias, de boniato, de berenjenas… De la imaginación de cada uno dependen las infinitas posibilidades.

También hay una videoreceta para un bizcocho de espelta. De nuevo como veis se trata simplemente de sustituir en vuestra mejor receta de bizcocho/tarta/magdalena el huevo por su equivalente de sustituto del huevo VEGG. Y en todas las recetas  lo dejan reposar unos minutos una vez mezclado.

Y por último os dejamos la de salsa veganesa, es decir, mahonesa vegana. Con variaciones podéis usarlo para hacer ali-oli, salsa rosa o cualquier otra salsa con huevo.

Post escrito por Estela Castro naturópata
* El contenido de este artículo es informativo, con fines educativos y proveniente de diversas fuentes, tal y como indicamos en nuestros “Términos y condiciones”. Cualquier información contenida en este artículo se debe situar en un contexto de dieta equilibrada y variada, y las posibles recomendaciones son para un uso moderado. No tiene la intención de diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad. En ningún caso constituyen una indicación o pueden sustituir las recomendaciones de su médico o profesional de la salud. Si tiene alguna duda sobre su dieta consulte con el profesional de la salud que considere más adecuado.
** Los complementos alimenticios no deben usarse como sustitutos de una dieta equilibrada ni de un modo de vida sano. No superar la dosis diaria recomendada. Mantener fuera del alcance de los niños. No tomar en caso de hipersensibilidad a alguno de sus ingredientes. Los resultados de los complementos nutricionales pueden variar en función de la persona, y el tiempo para obtener los beneficios indicados dependerá de cada caso.

4 comentarios en “Huevo vegetal ecológico; Cómo hacer una tortilla vegana

  1. Thanks, great article.

    1. Thanks, hope you enjoy your spanish vegan omelette 🙂

  2. Pedazo de articulo!! Soys estupendas. Hay que probarlo fijo. Muchas gracias!!

    1. Muchas gracias Carmen, por el entusiasmo y por comentar que nos hace siempre mucha ilusión… Además con el huevo vegetal puedes hacer tu receta tradicional pochando a fuego lento las patatas con la cebolla en aceite, que no se nota casi diferencia, o la light que te ponemos que es un poco distinta pero más ligera para la digestión y para la salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *