Publicada en

Taller de Técnica Metamórfica

masaje metamórfico

Estamos emocionadas con nuestro primer taller del 2017.

Para empezar porque es una técnica que practicamos desde hace tiempo y de la que te enamoras. Prácticamente está recomendada para cualquier persona y edad. Es un placer tanto darla como recibirla. Las personas siempre salen encantadísimas, como flotando. Pero es que con los niños y embarazadas es una auténtica bendición. No sólo es relajante a corto plazo, sino que es muy terapéutica. Sorprende hasta qué punto algo tan sencillo puede mejorar tantas cosas…

Como su propio nombre indica, es una técnica capaz de cambiar sutilmente la forma en la que conectas contigo y con otros. Se considera que puede ayudar en el desarrollo personal de niños y adultos, de la misma manera que la metamorfosis significa el paso de un estado a otro.

Pero es que además viene a impartirlo una docente de excepción. Se formó en esta técnica con el mismo creador, además de muchos otros estudios. Es una terapéuta increíble, gran comunicadora y bella persona. Estamos contentísimas de contar con Martina Llorente en este curso.

¿Para quién está dirigido? ¿Es muy difícil?

Está dirigido a terapéutas, pero también a cualquier persona que quiera aplicarlo en su entorno, en su familia y en sí mismo. Sobre todo os lo recomendamos de padres y madres a hijos, y de maridos a mamás embarazadas. Por supuesto es espectacular en personas con estrés en todas las edades. Y eso entre muchas afecciones en las que puede ayudar. Tienes más información en el cartel más abajo.

Además el curso es muy práctico. Cada tarde de taller darás y recibirás un masaje. Y verás cómo la técnica es muy muy fácil de aprender, practicar y dominar. Pronto la integrarás en tu vida, e incluso podrás enseñar a alguna amiga o amigo que pueda intercambiar masajes contigo 🙂

Es imprescindible inscribirse.

metamórfico cambio

 

 

taller masaje metamórfico rivas

Foto principal (corazón de pies de bebé) de One_Life (pixabay)

Foto del calcetín reflejo de KlausHausmann (pixabay)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *